El este sector y actuar dentro de un

El concepto de la Responsabilidad
Social Empresarial – RSE, se abordará desde diferentes autores y la posición
que cada uno de ellos asume toma relevancia, para definir el actuar de las
empresas. En los últimos años las organizaciones han concebido que adoptar una
política con respecto a la RSE tiene un impacto relevante para su marca,
reputación y credibilidad en el mercado, así pueden convertirse en
organizaciones competitivas, valoradas por los clientes y grupos de interés, que
desde su actuar frente al medio ambiente, el aporte social y su comportamiento
ético desde su objeto social.

 

Algunas organizaciones, según
(Volpentesta, 2012) interpretan que los procesos de RSE, tiene un componente
social, empresarial y estratégico, que logran responder de forma afirmativa al
reto de actuar socialmente, frente a sus acciones empresariales, es importante
que el gerente o líder del proceso administrativo y corporativo lleve la
impronta y transcienda en toda la organización, con el fin que el concepto de
RSE sea holístico y aplicada por cada uno de los colaboradores.

Así
mismo, desde la planeación estratégica se define el actuar de la empresa, ya que
está inmersa la misión, visión, valores y objetivos organizacionales, de allí
se parte para que los gerentes definan el actuar en la RSE, considerando que está,
aunque puede ser norma, no es obligatoria adaptarla dentro de las empresas.

La
Unión Europea (2011) define la Responsabilidad social de las empresas como: “las
iniciativas voluntarias de estas, más allá de sus obligaciones legales, para
lograr objetivos sociales y ambientales en su actividad cotidiana” (párr. 1).

Así mismo, integrar desde lo económico, social, ambiental y político, la
posición que se asume frente a la RSE, enfocada en responder a lo que el
mercado espera de las empresas de este sector y actuar dentro de un marco
regulado por normas que cada país determina según el objeto social de la
empresa.

Friedman
(1970), explica que: “la única responsabilidad de la empresa hacia la sociedad
es la maximización de beneficios a los accionistas dentro del marco legal y
ético del país” (p. 2). Es entonces la sociedad la que determina el actuar de
forma responsable con respecto a lo que se promete entregar a los clientes,
desde el punto de vista jurídico y ético.

Una
definición más moderna es la que Guibert (2009) aborda:

Para
involucrar nuevos conceptos dentro de la RSE, podemos hablar del concepto de innovación,
muy utilizado actualmente y vinculado a la competitividad de las empresas, está
plenamente alineado con la RS de la empresa ya que, se ha demostrado que la RS
alineada con la estrategia y la innovación afectan positivamente a la
competitividad de la empresa. De hecho, no se puede promover la innovación en
la empresa sin atender a aspectos directamente vinculados con la RS como son la
confianza, la cooperación o los valores. (p. 115)

Porter
& Kramer (2006), detallan que la RSE es el valor monetario de largo plazo
para la empresa e inversionistas. Las posiciones de estos dos teóricos se
exponen en los trabajos “The link Between
Competitive Advantage and Corporate Social Responsability” y “The Competitive Advantage of Corporate Philantrophy”.

Así mismo, Porter & Kramer (2002) expresan:

Las empresas se
encuentran ante una difícil disyuntiva entre la exigencia de desarrollar más
actividades de RSE que ayuden a aumentar el valor de largo plazo de una empresa
y los intereses de los inversionistas, donde algunos ejercen fuertes presiones
para que la empresa maximice sus beneficios a corto plazo. (p. 20)

De
otro lado, la competitividad, eficiencia y productividad, no solo se logra por
mejorar los procesos productivos, reconvertir la tecnología, innovar o tener
los empleados capacitados,  desde la RSE
se logra impactar la calidad de vida de los colaboradores, la mejora de las
condiciones sobre el entorno que se hace con aportes al medio ambiente,
generación de procesos productivos en la zona de impacto, generar empleo para
las micro y pequeñas empresas, siendo justo con el salario y la forma de
contratación que estas unidades productivas tienen para poder ser integrales en
cada una de las actuaciones Betancur (2010).

Para
abordar el tema de la RSE y el consumo Cortina (2002) explica, que la época del
consumo es determina por los sentimientos, sensaciones, percepciones del ser
humano, donde el consumismo es una moda que llega a cada ser humano, pero sin
diferenciar que existen países ricos y países pobres, que cada individuo es
diferente, unos con mejores oportunidades que otros, generando así un proceso
de irresponsabilidad determinada por el exceso de consumo.

En
este acápite, se concluye que la RSE es ir más allá del objeto social de la
empresa, es crear un tejido organizacional que impacte a los actores de la
organización como son los empleados, inversionistas, clientes y grupo de
interés, considerando que las lógicas de la RSE es ser consecuente con el
actuar y la forma de ejercer sus actividades comerciales, que se pueda trabajar
a la forma responsable de consumo sin tener excesos, determinar que la forma de
comprar por impulso lleva a situaciones de problemas económicos o psicológicos.